ACABADO SUPERFICIAL – PULIDO

El pulido es proceso de acabado de la superficie para obtener una superficie brillante y homogénea. Mejora el comportamiento de todas las piezas a la intemperie, tanto durante el periodo de almacenamiento como durante el tiempo en el que permanecen al aire libre en la aplicación donde hayan sido utilizadas, se utilizan diversos recubrimientos de protección o tratamientos de superficie. Estos tratamientos, se aplican en base a procesos o especificaciones estándar dentro del ámbito de mercado de los elementos de fijación.