ACABADO SUPERFICIAL – BRILLO ESPEJO

Para realizar el acabado brillo espejo o superacabado es indispensable eliminar cualquier valle o pico  ya que su presencia es perjudicial para el aspecto deseado. La rugosidad se mida mediante el uso de un rugosímetro, consiguiendo perfiles de la superficie con Ra<0,02 micras.